HemoBIONEPHRO
 
Alimentacion para pacientes con Daño Renal

Cuando una persona es diagnosticada con Insuficiencia Renal comienza a presentar trastornos metabólicos y de absorción de nutrientes. Estas anormalidades, afectan sus necesidades dietéticas ya que se presentan las siguientes alteraciones:

Disminución en la capacidad para eliminar el agua.
Acumulación de Potasio, Fósforo y magnesio entre otros minerales en la sangre.
Disminución en la absorción de Calcio y Vitaminas.
Acumulación de Urea y Creatinina (toxinas) en la sangre.
Falta de apetito.

Por todas estas alteraciones es importante contar con un tratamiento nutricional, el cual tiene como objetivo:

Detener o retrasar la progresión de la falla renal.
Mejorar la calidad de vida
Mantener un buen estado nutricional
Prevenir y disminuir la toxicidad causada por la acumulación de toxinas (urea y creatinina).

Es importante comenzar a fomentar un cambio de hábitos, de conductas y costumbres que se logran poco a poco durante las asesorías nutricionales individualizadas, en donde se enseña al paciente a identificar los alimentos que tienen efectos negativos en la salud, pero también aquellos alimentos que ayudaran a sentirse mejor.

Dependiendo de la etapa del daño renal y el tratamiento que utilice (diálisis, hemodiálisis o trasplante renal) la alimentación cambia, por esa razón es importante consultar a una nutrióloga especializada para que le informe ampliamente sobre los requerimientos que necesita.

¿Qué es Potasio?

El potasio es un mineral que ayuda a tus nervios y músculos a trabajar de una forma correcta.

El riñón es el encargado de eliminar el exceso de potasio de los alimentos que consumes, es por esa razón que al tener un daño renal se aumentan las concentraciones sangre y es muy importante controlarlo ya que su exceso afecta la contracción de los músculos, como en el corazón puede ocasionar arritmias y/o paro cardiaco.

El potasio se encuentra presenta en muchos alimentos especialmente en frutas y verduras. Es importante comenzar a elegir los alimentos que vas a consumir día a día para que te ayude a mantener niveles adecuados de potasio.

A continuación se presenta una lista de los alimentos con mayor contenido en potasio, aun así es importante acudir con tu nutrióloga para que especifique cuales son tus necesidades de potasio y así mantenerlo controlado.

HemoBIONEPRHO

Recomendaciones:

Al cocinar tu verduras córtalas en trozos pequeños y cóselas con abundante agua, esto hace que eliminen su potasio en el agua de cocción.
Importante, no reutilices el agua de cocción de las verduras en salsas o sopas.
Evita los jugos naturales y/o industrializados.

¿Qué es Potasio?

Las personas con Insuficiencia Renal no tienen la capacidad para eliminar el sodio, lo que ocasiona retención de líquido (hinchazón o edema) y descontrol en la presión arterial, además de provocar un incremento en la sed del paciente.

El sodio es un mineral que se encuentra principalmente en la sal, alimentos enlatados y comida rápida. Recuerda que muchas veces el sodio que consumimos ya se encuentra añadido en los alimentos cuando los preparamos, te recomendamos que para proporcionar sabor agradable utilices hierbas y especies aromáticas como el tomillo, romero, ajo, laurel, pimienta, cebolla, jugo de limón, etc. Sin la necesidad de agregar sal puedes darle sabor a tus comidas.

HemoBIONEPRHO

Existen en el mercado sustitutos de sal, los cuales debes evitar ya que están elaborados a base de potasio, mineral que se acumula en los pacientes con insuficiencia renal.

Consumir menos sodio ayudará a regular y controlar tu presión arterial.

¡Cuida tu función renal!

HemoBIONEPRHO
¿Qué es Fosforo?

El Fósforo es un mineral que ayuda a mantener vasos sanguíneos, huesos y músculos sanos. Se encuentra en los alimentos ricos en proteína, como las carnes, lácteos, pescado, pollo, nueces, semillas y frijoles.

Los pacientes con daño renal tienden a aumentar el fosforo en la sangre ya que el cuerpo es incapaz de eliminarlo. Es fundamental mantener niveles óptimos de fosforo en la sangre, porque al aumentar vuelve frágiles y delgados tus huesos.


Debes consumir la cantidad adecuada de alimentos con fósforo ya que estos alimentos contienen proteína; nutriente esencial para la vida, que se debes limitar pero no eliminar de la dieta diaria, acude con tu especialista en nutrición y te ayudara a adaptar las porciones necesarias para ti.

¿Cambia mi dieta cuando inicio con Hemodiálisis o Diálisis peritoneal?

Si los riñones no funcionan pierden la capacidad de eliminar los desechos del cuerpo (urea, creatinina, potasio, sodio, fósforo) es por eso que los Médicos proponen un tratamiento como la hemodiálisis y diálisis peritoneal.

Cuando una persona comienza a dializarse su alimentación cambia completamente, por esta razón es necesario tener un plan de alimentación que cubra con sus requerimientos. Se debe tener un control de los líquidos y comidas que se consumen durante el día para lograr mantener o mejorar un estado de salud.

Probablemente te preguntes cuáles son estos cambios. En el momento en que te dializas se elimina una gran parte de toxinas que se acumulan durante el día, pero de la misma forma se están perdiendo nutrimentos necesarios y la única forma de reponerlos es por medio de los alimentos.

Mientras estas en Hemodiálisis o Diálisis Peritoneal tu cuerpo gasta mucha energía, imagina que tu cuerpo esta corriendo un maratón mientras te estas dializando. Es por esa razón que tus requerimientos de proteínas y energía (calorías) aumentan y es necesario ajustar tu dieta para mantener un adecuado estado de salud y evitar una pérdida de peso y desnutrición.


¡El plan de alimentación que llevabas antes de la hemodiálisis ya no es el adecuado para ti!


Tus requerimientos cambian y se debe ajustar a tu nueva terapia.

¿Cambia mi dieta cuando inicio con Hemodiálisis o Diálisis peritoneal?

Conforme avanza el tiempo comenzaras a tener mejor apetito, ten cuidado de consumir alimentos en mayores cantidades, ya que la diálisis no es suficiente para la eliminación de toxinas de abundantes cantidades de alimentos.

“Al comenzar a cuidar los alimentos que ingieres, comienzas a cuidar la cantidad de desechos que se producen”

¿Cambia mi dieta cuando inicio con Hemodiálisis o Diálisis peritoneal?

La alimentación de una persona trasplantada tiene como objetivo prevenir exceso de trabajo para el nuevo riñón, para lograr una mayor duración y evitar los efectos secundarios de los medicamentos que se utilizan para impedir el rechazo renal.

Los efectos secundarios de los medicamentos son: aumento de peso, colesterol, triglicéridos y glucosa, efectos que se pueden evitar y corregir con una correcta alimentación.


Es importante reconocer que una correcta alimentación se logra con una dieta equilibrada, es decir, apropiada en cantidades, nutrientes y calidad de los alimentos adecuándolos para el correcto funcionamiento del organismo.

Una nutrición adecuada facilita el buen funcionamiento del órgano trasplantado.

Recomendaciones generales:

Si ya te acostumbraste a mantener una dieta baja en sodio (sal) continua así, ya que el exceso de sodio aumenta la presión arterial y la retención de líquidos.
Evita el exceso de azucares (jugos, dulces, galletas, panes, postres, etc.) en tu dieta.
Evita los alimentos fritos, empanizados, capeados y el excesivo consumo de crema, mantequilla, chocolate y grasas.
Prefiere el pollo sin piel y evita las menudencias.
Consume pescado 3 veces a la semana y utiliza aceite de oliva.
Consume muchas frutas y verduras por su alto contenido de vitaminas, minerales y fibra además te ayudaran a la saciedad.
Ten horarios fijos de comidas.
Evita el consumo de toronja, uvas y betabel.
No olvides un adecuado consumo de líquido, toma 2 litros de agua al día.
Evita comer en exceso y consumir alimentos poco saludables que puedan provocar alteraciones secundarias en tu salud.

El papel del nutriólogo es fundamental en la educación del paciente para el manejo de raciones, alimentos excluidos e incluidos para la alimentación de cada persona de acuerdo a sus necesidades.

HemoBionephro

HemoBionephro

HemoBIONEPHRO

HemoBIONEPHRO

HemoBIONEPHRO

HemoBIONEPHRO